La Luna Escarlata

Todo está dentro de ti


4 comentarios

LA VIDA ABRIÉNDOSE CAMINO.

Brote de pino en el bosque. La Pedriza. (Madrid) by Lottar.

Brote de pino en el bosque. La Pedriza. (Madrid) by Lottar.

 

Nos pongamos como nos pongamos

la vida siempre acaba abriéndose camino.

Podemos acosar, agredir, arrasar o devastar,

da igual lo arrogantes y soberbios que actuemos,

pues la vida y su alma, la existencia, sólo saben hacer una cosa… CREAR.

Y lo hacen.

También en nuestro interior,

pues estas “leyes eternas” actúan de la misma manera en “lo que no se ve”.

Así que cuando sientas que te han “arrasado” y devastado”,

acuérdate del brote de pino que no le importó

cuántos obstáculos encontró desde su existencia como germen potencial en su semilla,

pues una única intención y atención existían para él: Buscar la luz, su sol, su estrella.

Y aunque fuera el único brote que quedara en toda su campiña,

algo en su alma de árbol sabe, que alojado en su interior

existe la potencialidad de todo un nuevo bosque.

Percibe y observa todas esas “nuevas sensaciones” que parecen emerger

de algún lugar desconocido de ti mismo, dales tu atención,

provéelas de todo cuanto necesiten para crecer buscando su luz,

pues esos brotes palpitantes que te albergan

son tu aportación y tus bendiciones al mundo.

Eres Sagrad@.


7 comentarios

¿QUÉ VES?

“El pajarito del Yelmo”
La Pedriza (MADRID)
By Lottar

¿QUÉ VES?

Ayúdame.

Dime lo que dice para ti

y el puzle estará completo en una pieza más.

Aquí te dejo la mía:

“A mí a veces las nubes me dicen que algo va a pasar,

pero a la vez el pajarito,  alejado del ruido de mis pensamientos,

me hace sentir que todo está bien (incluso aquello que parezca estar “peor”)

y que de nada he de preocuparme.

Me hace sentir que hay algo divino en mí

y que lo que en esencia soy está a salvo.

Me dice que no importa cuánto de amenazador pueda parecer el cielo,

ni qué lejana pueda estar aún la cima de la montaña,

ni que jirones de mí mismo deje prendidos en la valla cuando la salte.

-“Ya pajarito, tienes razón, para ti es fácil decirlo.

No tienes que saltar la valla,

en un vuelo te presentas en la cima

y además tienes un jodido abrigo de plumas

que te protegerá del agua de las nubes”.-

El pajarito ni me mira. Creo que no mira hacia ningún lado en concreto.

Pero empieza a trinar y en su juguetón y musical idioma me dice:

.-“Quizá puedas comenzar a comprender

que es el viaje mismo hasta la cumbre de la montaña

el que determinará quién realmente es el viajero

que se presentará en su cima para observar la luna tras las nubes.

¡Disfruta del viaje y pide que sea largo!

Alégrate, acepta y ríndete ante cada experiencia

sabiendo que todo cuanto te ocurre te acerca a esa montaña, a esa luna.

Y siente el gozo y el milagro de estar vivo!

Y celebra la risa igual que el llanto,

pues todo cuanto hay en ti es sagrado.

Te encontrarás con otros viajeros…

Escúchalos, pues aunque lleven diferente ruta que tú

y sus circunstancias sean muy diferentes,

en el fondo vais todos al mismo lugar.

¿Y sabes?

Además en esencia sienten lo mismo que tú…

Escúchales, conecta con sus corazones, pues tenéis un lenguaje común;

Acuérdate de no juzgar, pues siempre lo harás en base a tus creencias y miedos;

Se amoroso, aunque no debas siempre cumplir las expectativas de nadie;

Pero sea que llegues o que marches, hazlo amorosamente,

pues no ha de haber necesariamente más amor en un hola que en un adiós.

Cuando coincidas con otro viajer@ en el camino,

intenta conectar con su corazón,

pues será la única manera que

el viajer@ te entregue ese mensaje que lleva para ti

y el que tú llevas para él.

Y sé comprensivo, pues aunque a veces esos viajeros

amorosamente te regalen su sonrisa,

quiero que nunca olvides que al igual que te ocurre a ti

dentro de ellos también se está librando una dura batalla”-

Joder con el pájaro!  Sí que dice cosas! Debe haber ido a algún taller de Tao o algo así.

Pero.. Creo que me gusta lo que me dice.

Desde luego me hace afrontar la aventura con otra perspectiva mucho más sugestiva.

Respiro.

Ya no pienso en el viaje… Me siento viaje!

Ya no pienso en la cima… pues se que cada paso, no es sólo que me acerque a ella,

es que cada paso es estar sobre un nuevo aspecto de ella.

Y sobre todo una última cosa que me dijo el pajarito:

.- “El viaje te dará pistas,

verás señales en tus vivencias,

otros viajeros te entregarán mensajes,

a veces incluso el tesoro de vivenciar el Amor,

y todo ello para que cuando llegues a la cima y contemples la luna,

puedas comprender el mensaje que ella tiene sólo para ti”.

Sí, dime, ¿qué te dice a ti la imagen?

Namasté.

Lottar Scarlet Moon