La Luna Escarlata

Todo está dentro de ti

PORTFOLIO

lottar_portfolio

Quizá el auténtico poder de una imagen resida en su capacidad de despertar sensaciones y emociones en quien la contempla. Y posiblemente ese poder se verá aumentado en proporción directa a la “limpieza” de la mente que observa, a su imparcialidad y a su falta de prejuicios. Si la imagen encuentra su camino libre de “cortafuegos” que puedan desviarla, entonces, y sólo entonces, alcanzará ese lugar, muy personal en cada uno, donde actúe provocando lo que deba ser provocado, despertando lo que deba ser despertado, haciendo resonar aquello que quizá debamos en ese preciso momento escuchar y percibir.

Todas las imágenes que aquí puedas contemplar han sido creadas fotográficamente por mí y editadas según las necesidades de aquello que intento trasmitir en cada caso.

Las 1001 palabras que acompañen a cada imagen, son sólo un aspecto parcial y subjetivo de lo que para mí representa y no tiene más valor que el de compartir una sensación, idea o sentimiento. Lo que despierte en ti es lo absolutamente esencial e importante y no necesariamente ha de ser expresado, basta con que la impronta de lo percibido quede en ti mientras el simbolismo crea la alquimia interna.

Lo esencial en la contemplación, en este caso de una imagen, es la ausencia de pensamientos, ya que de esta manera hacemos posible que otro tipo de lenguaje, sin el inevitable condicionamiento impuesto por la mente, nos haga sabedores de una autentica porción de verdad, esa que deba ser comprendida por nosotros en ese momento, en ese lugar, por alguna razón.

El texto explicativo que acompaña a cada imagen no debe ser relevante en absoluto para ti, solamente es mi experiencia personal cuya virtud radica en que quiere ser compartida contigo, nada más. Y agradeceré profundamente lo que de tu visión quieras compartir conmigo, pues esta me enriquecerá a la vez que me hará saber que deseas comunicarte conmigo. Ese es el lazo que te propongo, el camino de dos vías que unirán mi sensibilidad con la tuya. Pero no de mente a mente, sino de corazón a corazón, de alma a alma, hasta que el tú y el yo se convierta en “nosotros”, o mejor aún, hasta que se disuelvan y desaparezcan en una única experiencia. Así sea. Namasté.

 

NOTA: Para acceder al portfolio acudir a Categorías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s