La Luna Escarlata

Todo está dentro de ti


33 comentarios

SANGRE Y ARTE. De Madrid a Buenos Aires. (Del relato FUE SÓLO POR UN TANGO) Capítulo 1.

la_luna_escarlata-sangreyarte

.-Pero, por qué Buenos Aires.

Alfredo le coge impetuosamente por el brazo y a grandes zancadas con él, va recorriendo la habitación señalándole los lienzos esparcidos por el suelo.

.- ¿Ves todo eso? Pues es una mierda, eso no es pintura. No son verdad. Y sabes por qué. Porque ya no sé qué verdad me queda que pueda reflejar con óleos en un lienzo.

.- Sabes que cuando hablas de arte me pierdo.

.- ¿Soy yo mismo verdad? ¿O sólo soy la sombra en la que me habéis convertido?

.- Yo no entiendo de arte, ni siquiera siendo tu hermano. Y la política no es un tema a tratar.

Alfredo, cada vez más delirante vuelve a agarrarle por el brazo y le lleva hasta un lienzo en blanco sobre un caballete. Alfredo se recoge el pelo y del cajón de un buró saca un una afilada daga. Después, toma un pincel que moja en óleo.

.- Pues ahora vas a entender de arte. Voy a ponerme a pintar y cuando yo te diga cortarás el pincel con la daga ¿De acuerdo?

.-Alfredo, estás borracho y además muy loco. No sé por qué te sigo haciendo caso.

Cierra los ojos, suaviza la respiración y juguetea unos instantes con el pincel entre sus dedos. Y en esa oscuridad, posa su pincel contra el virginal blanco del lienzo deslizándolo sobre el ya entregado y pálido tapiz de una tela que sueña que es cuadro. Y tras unas a veces suaves y otras vigorosas pinceladas, Alfredo da la señal.

.- Ya!

Y una daga parte un pincel.

Y Alfredo mira lo que de él queda entre sus dedos.

.- Por esto bebo. Y por esto me voy. Ni me siento libre, ni me siento artista ya. Por dos razones.

Ya no me siento libre porque nos habéis acosado y parece que ya no lloramos de rabia.

Y no me siento artista, porque de seguir siéndolo ese pincel hubiera sangrado cuando lo cortaste con el puñal. Si no llega hasta la pintura lo que yo soy, eso no es arte. Será construcción, pero no será arquitectura. Será un texto, pero no será literatura. Será un gesto, pero no un beso. Yo no pinto hermano, yo dibujo versos. ¿Sabes tú qué es acaso eso? Pero qué va a saber de esto alguien a quien únicamente le importa el dinero y su asquerosa reputación de represor número uno de Madrid.

.- Eres un bastardo igual que cualquiera de esos alborotadores callejeros. Y ni tu condición de artista y siquiera la de ser mi hermano no te garantiza que puedas hacer y decir todo lo que se te antoje. Y si estoy aquí es para prevenirte. Has desafiado como un bufón a todo el aparato escudándote en tu faceta artista, pero has ido demasiado lejos.

.- ¿Demasiado lejos por qué? ¿Por ser libre de pensar? ¿ Por cagarme en una autoridad que quiere hacer de mí un borrego? Nos estranguláis pedazo de cabrones, creéis que vuestra sangre vale más que la nuestra, y no es verdad. Pero ya no lloramos de rabia, parece que nos hemos rendido. De cuando en cuando viejas charlas de café se repiten con nosotros, nostálgicos de una revolución que no pudo ser. Qué le vamos a hacer… Nos habéis embalsamado, aunque nosotros también seamos culpables de haber olvidado que morir no es lo peor, que duele más vivir sin libertad, porque aunque vivas, no estrás viviendo tú, si no el cadáver que ya eres. Perdimos, pero al menos no dejamos de luchar, como pudimos.

.-Luchasteis para nada.

.- Para nada no, que aún ladramos, aunque vosotros cabalguéis.

.- Menuda gloria.

.- Sí, gloria , la de haber sido nosotros, la de atrevernos a ser y seguir siendo. Porque me niego a considerar a quien no me deje creer. Y no me importa tanto tener o no razón, sólo quiero ser libre de elegir con que ideas voy a vivir y por cuales vale la pena a veces morir. Que no os gusta? Pues os jodeis. Bien podéis amordazarnos, al menos un tiempo, pero no podéis evitar que no pensemos como vosotros. Y eso os irrita tan profundamente que castigáis nuestro cuerpo porque no podéis acabar con nuestros pensamientos. Ni con nuestro corazón.

.- Demasiada ginebra Alfredo y demasiada absenta.

Alfredo, con la botella en la mano, aprovecha la puya y echa un trago. Dos. Tres. Después estampa la botella contra los lienzos esparcidos por el suelo.

.- Bebo porque si ya no corre sangre por mis venas al menos que corra alcohol. Me recuerda al menos que sigo estando vivo y no tan seco como ese pincel que acabas de partir. Aunque no te lo creas, me mantiene agarrado al único gramo de cordura que me queda. No digo que tenga razón, pero sí que es cierto lo que siento. Y si no te sirven estas razones aquí te presento la mejor…bebo porque me sale de los cojones.

Pero tranquilo hermano, no seré más un incordio ni para ti ni para ellos. Sé que me quieres, al menos hasta donde puede querer alguien como tú. Pero es lo que hay, es lo que hubo siempre entre nosotros.

.- Por qué a Buenos Aires. Y hasta cuándo.

.- Por el abuelo. Tú eras muy pequeño cuando él me relataba los años que vivió allí de joven. Recuerdo cuando me contaba las noches de tanguito en San Telmo y de lo que amaba esa ciudad. Joder hermano, nuestra abuela era porteña, es también nuestra tierra. Nunca se hablaba de ello, pero el abuelo volvió a Madrid al poco de morir ella, con mamá siendo un bebé. Siempre que de niño le preguntaba al abuelo que por qué volvió a Madrid jamás me contestaba, como tampoco lo hacía cuando le preguntaba por la abuela, simplemente se quedaba mirando por la ventana, como si hubiera dejado de estar allí en esos momentos, y en silencio a veces, también lloraba. El resto ya lo conoces igual que yo, lo cual es lo mismo que decir que no sabemos nada. Nunca habló ni de ella, ni siquiera de por qué murió. Yo no sé por qué hermano, pero siento que debo ir allá. Serán sólo unos días, después ya veré.

-Y cuándo marchas.

.- Mañana.

.- Me parece conveniente tal y como se han puesto las cosas. Aquí en Madrid ya no puedes estar, te has creado demasiados enemigos. Los excesos de la libertad que tanto nombráis. Es lo mejor para todos. Cuídate Alfredo. Y si vuelves, que sea después de que él muera. Este ya no es tu país hermano.

Hace un ademán de abrazarle pero Alfredo le detiene.

.- Sin abrazos Luis, no seamos hipócritas. El tiempo dirá.

El tiempo dirá…

Una vieja maleta de cuero con dos iniciales y una pequeña botella de absenta en el bolsillo.

Más dudas que miedo, más sangre que lágrimas, más adiós que hasta luego…

Alfredo se gira justo cuando va a salir por la puerta. Se acerca hacia el lienzo del caballete donde dejó “volar” al pincel para que Luis lo cortara, y allí, delante de aquellos trazos que nada parecen decir, se queda un instante ensoñado, creyendo sentir que entre aquellas pinceladas, un hombre y una mujer bailan sensualmente una danza agarrados…

Sí, el tiempo dirá…

la_luna_escarlata-arteysangre

CONTINUARÁ……

Anuncios


24 comentarios

SUBE LA MONTAÑA

Reflexiones de Paulo Coelho.

Hermosas imágenes para un importante mensaje.

 

“Me adentro en ti montaña,

y me convierto en tu quietud

y tu calma.”

Lottar


23 comentarios

NO ME IRÉ SIN TI. (Del relato SWEET DARK BLACK) Capítulo 3.

la_luna_escarlata-sweetdarkblack3

Soy como un jodido gato. Un gato negro.

He experimentado algo en mí que es indestructible y eso me hace sentirme poderoso.

Eso y mi rabia. Y su recuerdo.

No me iré sin ti nena.

Quizá es que prefiero tu infierno a cualquier cielo que me puedan prometer.

(Frank, te estás aflojando… Y eso es algo que ahora no te puedes permitir.)

Me centro en esa rabia que no me ha dejado morir y que me permite estar ahora mismo sentado en la que ha sido mi cama durante los casi tres meses de coma. Aquella última bala debió taladrarme el cráneo. Pero no lo hizo. Quizá la muerte se tragó mi farol, o quizá simplemente es que consideró que entre ella y yo debía de haber otro final. Aún queda partida.

Ella cree que he muerto, todos lo creen. Bien, buena mano.

He tenido mucho tiempo para pensar entre las cuatro paredes de este jodido hospital y todo lo veo nítido. El plan es perfecto y la venganza absoluta. Joder cómo salivo. De costa a costa no vais a quedar ninguno.

Y para el final, Ella.

Yo también te veo deliciosa nena y también te querré como postre, justo después del festín que me daré con esa rata de Charlton. Y en cuanto a Mary Boom…¡Qué coño! Para ella tengo otros planes.

Pero lo primero es lo primero y ahora voy a salir por esa puerta del hospital directo a un oscuro hotel a celebrar mi regreso a la puta pesadilla que es este jodido mundo. Una mujer, whisky y mis Luckies, no necesito más de momento.

Las cartas ya están repartidas. En una ocasión aposté mi propio corazón, pero en esta mano que está a punto de empezar hay mucho más en juego.

He de hacer esa llamada al tarado de Berry para que todo se ponga en marcha. Bueno, mañana. Nadie me espera.

Vamos Frank, la función te espera allá afuera, en la oscuridad de la ciudad que no quiso verte morir. Sólo sal y déjate guiar por su dulce y especiado perfume de mamba negra.

Voy a por ti muñeca. No sabes cuánto te he echado de menos. Todavía no te he agradecido debidamente los tres tiros que me pegaste en la puta barriga.

El aire tibio de la noche me recibe y me hace sentir que es tiempo de amor y pólvora, de llanto y sangre, es tu tiempo y el mío, aunque quizá sólo pueda quedar uno, porque la otra alternativa sería amarnos y somos demasiado arrogantes y cínicos para eso. Además, ya hemos ido demasiado lejos. Hubo un tiempo en el que quizá hubiera sido posible, si hubiéramos sido de otro tipo de personas. Pero somos lo que somos. Y los dos lo sabemos. Podría aún quererte, pero ese es un lujo que ya no me puedo permitir porque entonces no podría matarte.

Y esto me presentó un acertijo con dos posibles finales que acabé resumiendo en uno solo al resolver la paradoja:

“Ambos perdemos si ambos ganamos”…

Y una vez comprendido, me pareció justo.

Voy a por ti nena.

Tic tac…

Ella

CONTINUARÁ…….


10 comentarios

VERSOS A CYRANO DE BERGERAC

la_luna_escarlata-versosacyrano

Desde niño me conmueve Cyrano, desde qué descubrí su sublime y apasionado  Amor por Roxana

y de como el Amor Verdadero sólo sabe hacer una cosa, Dar.

Y como siempre que me apasiono (lo cual para mi bien o para mi mal me ocurre frecuentemente) quiero llegar hasta las mismas fuentes de aquello que me atrae y quise saber más acerca de Cyrano de Bergerac.

Supe entonces, en contra de lo que yo creía y de lo que cree mucha gente, que Cyrano realmente existió y que Edmon Rostand se había basado en su peculiar figura para escribir su famosísima obra, auténtica catedral del amor romántico y apasionado.

Y claro, pues había que volver a viajar y visitar Bergerac, al sur de Francia.

Allí, en una pequeñita plaza del pueblo de Bergerac hay una estatua a Cyrano

y junto a ese monumento cumplí la promesa que le hice de niño, cuando la lectura me sus versos me ensoñaba…

Escribirle unos versos a Cyrano, allí, en Bergerac, en su querida Gascuña.

Y aquí te los traigo para compartirlos contigo.

Me inspiré en sus poemas, en lo que despertaba en mi su figura, su sensibilidad y su arrogancia,

su victoria y su fracaso, su voz en cualquier caso. Y respeté el estilo de la época, a mi manera

Espero que Cyrano sepa disculpar mi arrogancia de haberle escrito unos versos.

Lo que declaró a continuación lo pongo en su boca. Y en la mía…

 

VERSOS A CYRANO   (en Bergerac, año 2004, by Lottar)

 

 

Qué pretenden…

Qué me coloque una cadena al cuello

volando siempre bajo

mendigando sólo gajos

que me viertan en el suelo?…

 

Qué quieres, no puedo.

 

Qué me busque sueños vanos

artificializando así mi vuelo

con cebo como único consuelo

de haber perdido todo lo ganado?…

 

Qué quieres no puedo.

 

Qué doble mi espalda manso

mientras hurgan en mi cuerpo

para dejar tan sólo restos

como pago a lo afrentado?…

 

Qué quieres, no puedo…

Pero…

 

Volar libre y sin despechos

allá donde el corazón me lleve,

vivir o morir, pero consciente,

ganar o perder, pero certero.

 

Eso sí, eso sí que puedo.

 

Guardarme libre siempre un verso,

ser leal siempre que afirme,

hablar franco y dulce, pero firme,

llegar a ser un uno delante de mis ceros.

 

Eso sí, eso sí que puedo

 

Creer que la Luna guarda un secreto

que mi corazón ya escucha a voces,

y creerme que me oyes

cuando digo que te quiero…

Cantar, reir, soñar!, creer que el cielo

no se humilla ante su dueño,

ni que mentira a verdad afrente

que no pague su demente

Idea de querer detener un sueño.

Mirar, no siempre por mi bien, es cierto,

creyendo que lo justo es lo correcto,

y que así la muerte no me encuentre

desparramado y abatido por el suelo.

 

Eso sí, eso sí que puedo.

 

Llegar a merecer tus labios

y olvidarme entre los besos

que tu mar ya hunde mi barco

naufragando en un te quiero…

 

A ellos los deprecio y a ti no te tengo…

 

 

Qué precio esto me exige…

Volar a veces solo, sí… Pero libre!

cyrano-bergerac-depardier-peliculas-films-movies-TV

cyrano-de-bergerac-1990_56491

0_84fa4_f2243829_orig


19 comentarios

QUÉ HAY DE “MÍ” QUE NO SOY “YO”……

Tela de araña en tronco muerto. La Pedriza (Madrid) by Lottar

Tela de araña en tronco muerto. La Pedriza (Madrid) by Lottar

 

¡Qué hay de mí que no soy yo?…

No soy “yo” cuando critico o juzgo, a mí o a los demás.

No soy “yo” cuando me culpo o culpo a otros.

No soy “yo” cuando me lamento o creo desolación.

No soy “yo” cuando temo o actúo para que otros teman.

No soy “yo” cuando me infravaloro o hago de menos al otro.

No soy “yo” cuando me preocupo o llevo intranquilidad a los demás.

No soy “yo” cuando sólo pienso en ganar y que otros pierdan.

No soy “yo” cuando miro únicamente por mí y olvido qué necesita ella o él.

No soy “yo” cuando prefiero tener razón a ser feliz.

No soy “yo” cuando odio y pospongo amar…

 

Y…

 

Soy Yo cuando procuro comprender o al menos aceptar.

Soy Yo cuando lejos de culpabilizar recojo mi responsabilidad y la asumo.

Soy Yo cuando creo en mí y valoro a todos por lo que son más allá de las apariencias.

Soy Yo cuando no permito que el miedo me haga olvidar que somos eternos y que estamos a salvo.

Soy Yo cuando contemplo la divinidad que habita en todos nosotros.

Soy Yo cuando confío en la vida y estoy seguro que a todos nos provee de lo necesario.

Soy Yo cuando comprendo que ganar no es lo opuesto a la derrota, sino la victoria de todos.

Soy Yo cuando siento que tu bien es mi bien, que mi dicha es también la tuya y que caminamos juntos.

Soy Yo cuando olvido lo que parece restarnos y me centro en lo que suman tu corazón y el mío.

Soy Yo cuando Amo…

 

¿Quién es el “usurpador” que actúa en nuestro nombre cuando “no somos”?

 

Hace tiempo que vengo persiguiendo a este “impostor” que a todos nos invade…

Y aquí en La Luna Escarlata, le vamos a desenmascarar.


12 comentarios

AL FINAL DE TODO… AMOR!

alfinaldetodoamor

Hoy me siento triste, y sí, tengo ganas de llorar…

 

Y siento que mi pena es la pena tuya, la de ella y él, la de todos.

Porque, ¿Qué diferencia las lágrimas?

Sólo conocen un origen y sólo un camino… de los ojos a los labios,

recorriendo en el trayecto las huellas de tantos besos…

 

Hoy me siento triste, y sí, tengo ganas de llorar…

 

Tú no estás, yo me fui.

¿Qué hacemos con nuestras promesas?

Sé que es lo mejor, pero esto no alivia mi pena.

Aunque mi corazón sabe que nuestro dolor no suele deberse a la razón que creemos… sólo lo despierta.

Porque nadie puede hacerte sentir algo que oculto ya no lleves dentro.

 

Hoy me siento triste, y sí, tengo ganas de llorar…

 

Pero mi alma ya conoce que esto no tiene nada que ver con sentirme desgraciado,

que sólo debo rodear al sentimiento con el amoroso roce del Silencio, de la Quietud y del Amor.

Y te calma, y te cura.

¿Cuánto más hemos de esperar para darnos cuenta de esto?

Te siento tan cerca Amor!

Es tan dulce tu presencia esquiva!

 

Hoy me siento triste, y sí… a pesar de ello no dejo de Amar!

 

 

 

 

 

 


8 comentarios

¡POR FIN VIVIR!

Brote de árbol naciente. La Pedriza (Madrid) by Lottar

Brote de árbol naciente.
La Pedriza (Madrid) by Lottar

Tú vales porque así dices que es. Y nada más.

No permitas que te testen y evalúen

y por supuesto no bases tu autoestima en el juicio de otros.

Podrán tasar todo lo que de materia hay en ti,

pero lo que tú eres en Esencia, eso no admite cómputo ni validación.

Y esa Esencia que tú eres se manifiesta en tu cuerpo, en tu mente, en tu vida…

Y esto, sencillamente, te permite conseguir todo aquello que desees.

Deja de creer que hay algo mal en ti, que eres imperfect@,

abandona el hábito de criticar y criticarte,

de juzgar y de juzgarte.

Porque tarde o temprano hemos de darnos cuenta

que abandonando toda esa maraña de conceptos, juicios y creencias

sólo nos quedará una sola y única posibilidad…

 ¡Por fin VIVIR!