La Luna Escarlata

Todo está dentro de ti


13 comentarios

TRES PREGUNTAS PARA LA FELICIDAD

la_luna_escarlata_trespreguntas

 

Hace tiempo que siento que todo auténtico crecimiento,

tanto emocional como psicológico o espiritual,

debe ir encaminado a un asunto esencial… SER FELIZ.

Y esto que parece tan evidente

y que supuestamente todo el mundo persigue,

no se plasma en la realidad ordinaria y común de las personas.

Decimos que por supuesto que queremos ser felices,

pero si observamos los actos que acometemos,

con la carga inevitable de emociones que ello nos genera,

nos daremos cuenta que no coincide

lo que deseamos con lo que hacemos por lograrlo.

Decimos querer ser felices y hacemos cosas que nos hacen infelices…

 

Sin darnos cuenta nos convertimos en adictos al sufrimiento

y es una trampa muy sutil,

porque nos hace lograr aquello que tememos

en vez de crear aquello que amamos.

 

Ser feliz no es una consecuencia de algo que ocurre,

es una decisión, voluntaria, consciente y altamente personal,

un nuevo acuerdo que adoptamos ante nosotros mismo

y que prometemos respetar.

 

La felicidad, se decide de antemano.

 

Concluye ese capítulo en el que te has encallado,

frenando el desarrollo de la historia.

Cierra la puerta… porque esa persona, esa experiencia,

qué más da, ya no van a volver.

Y que la siguiente persona o experiencia llame confiad@ a la puerta,

que la recibirás de mil amores porque hace tiempo la andas esperando.

No temas el cambiar, ni temas lo que temes.

Esa energía con la que se alimenta el miedo la proporcionas tú

y sólo tú puedes retirarla y transmutarla.

Revisa aquello que ya no es esencial en tu vida y arrójalo lejos.

No eres la misma persona que ayer,

tus gustos pueden haber cambiado, como tus sueños y tus deseos.

Permítete este nuevo giro, observa hacia adonde te dirige.

Y recorre ese camino sin temor.

 

A veces no lo podrás evitar y sentirás miedo,

pero entonces regocíjate con todas las manos que se tienden hacia ti…

Son esos amigos, esos amantes, esas personas que mágicamente

aparecen en tu vida simplemente cuando más lo necesitas.

Son almas amigas y no importa el personaje que adopten,

sencillamente cumplirán el papel que deben representar para ti.

Y lo hacen por Amor.

 

Sólo es eso, un salto de fe hacia nuestros sueños,

la aceptación de ese impulso que sentimos nacer del corazón

y que nada ni nadie fue capaz de reprimirnos del todo,

a pesar de todo cuanto nos hicieron,

de todo cuanto vivimos, gozamos y sufrimos.

Sigue esa voz, porque es la tuya,

y si confías,

te conducirá a un territorio donde el Amor aún es importante,

un mundo donde todo es posible,

un lugar donde existen los milagros.

 

Cuando te veas ante una situación de duda

donde debas imperiosamente elegir,

antes de decidirlo respira profundo

y hazte estas tres preguntas:

 

¿Cuál de las dos opciones me aporta más Paz?

¿Cuál me acerca más a mi sueño?

¿Cuál elegiría si no tuviera miedo?

 

Feliz reflexión.

Anuncios