La Luna Escarlata

Todo está dentro de ti


19 comentarios

QUÉ HAY DE “MÍ” QUE NO SOY “YO”……

Tela de araña en tronco muerto. La Pedriza (Madrid) by Lottar

Tela de araña en tronco muerto. La Pedriza (Madrid) by Lottar

 

¡Qué hay de mí que no soy yo?…

No soy “yo” cuando critico o juzgo, a mí o a los demás.

No soy “yo” cuando me culpo o culpo a otros.

No soy “yo” cuando me lamento o creo desolación.

No soy “yo” cuando temo o actúo para que otros teman.

No soy “yo” cuando me infravaloro o hago de menos al otro.

No soy “yo” cuando me preocupo o llevo intranquilidad a los demás.

No soy “yo” cuando sólo pienso en ganar y que otros pierdan.

No soy “yo” cuando miro únicamente por mí y olvido qué necesita ella o él.

No soy “yo” cuando prefiero tener razón a ser feliz.

No soy “yo” cuando odio y pospongo amar…

 

Y…

 

Soy Yo cuando procuro comprender o al menos aceptar.

Soy Yo cuando lejos de culpabilizar recojo mi responsabilidad y la asumo.

Soy Yo cuando creo en mí y valoro a todos por lo que son más allá de las apariencias.

Soy Yo cuando no permito que el miedo me haga olvidar que somos eternos y que estamos a salvo.

Soy Yo cuando contemplo la divinidad que habita en todos nosotros.

Soy Yo cuando confío en la vida y estoy seguro que a todos nos provee de lo necesario.

Soy Yo cuando comprendo que ganar no es lo opuesto a la derrota, sino la victoria de todos.

Soy Yo cuando siento que tu bien es mi bien, que mi dicha es también la tuya y que caminamos juntos.

Soy Yo cuando olvido lo que parece restarnos y me centro en lo que suman tu corazón y el mío.

Soy Yo cuando Amo…

 

¿Quién es el “usurpador” que actúa en nuestro nombre cuando “no somos”?

 

Hace tiempo que vengo persiguiendo a este “impostor” que a todos nos invade…

Y aquí en La Luna Escarlata, le vamos a desenmascarar.


7 comentarios

CUANDO SE ACERCA LA “MUERTE”…

Fondo de río. La Pedriza (Madrid) by Lottar

Fondo de río.
La Pedriza (Madrid)
by Lottar

Decididamente estaban asustados, bueno, uno más que otro.

No todo el mundo se siente preparado cuando sabe que la muerte está cerca…

Y allí estaban los dos, expectantes ante la inevitabilidad del momento supremo.

Sólo un infinito silencio.

.- Es el fin amigo mío.

.- Pues yo no siento que sea ningún fin, creo que sólo cambiamos de escenario, nada más.

De nuevo silencio.

.-¿Qué corta es la vida, verdad? Parece que sólo han pasado unos instantes desde que llegamos

y ya nos encontramos ante la llamada seca y dura del final. No quiero morir amigo. Tengo miedo.

.- Es cierto que la vida es corta, pero la Existencia es infinita. ¿A qué tienes miedo?

.- ¡Pues al fin! Cuando traspasemos ese umbral no habrá nada al otro lado. Esta vida es lo único que tenemos.

.- No es cierto, esta vida es sólo una ilusión en comparación con lo que nos espera “al otro lado”.

.- ¿Cómo eres capaz de sentir esas cosas?

.- No lo se, pero las siento así. Me da Paz.

Y más silencio.

.- Vale!, acepto que después de esto hay “algo”… Pero, ¿Cómo crees que será?

.-No lo se, pero creo que no debemos temer. Todo está bien. eso si lo se.

Mucho, mucho silencio.

Y en ese silencio se abrazaron, porque sabían que el momento estaba cerca.

.- Adios hermano, te voy a echar de menos. Ha sido mucho tiempo viviendo juntos y he aprendido a quererte.

.- Yo también te quiero, pero siento en mi corazón que no nos vamos a echar de menos, creo que de algún modo seguiremos estando juntos, de alguna manera, en el “otro lado”.

Volvieron a abrazarse y cuando el silencio de aquella vida que conocían colapsó…

Primero se fue el que tenía más miedo.

Sentía como si todo el universo se comprimiera en torno a él dirigiéndole hacia un oscuro e incierto “túnel”.

Pero al final… como una luz!… Sí, es una luz que a cada instante parece más intensa y poderosa!

Ya no recuerda a su amigo, esa luz lo es todo, parece la luz de la vida eterna.

Y en un instante certero, tras alcanzar la luz, llegó al reino que tanto temió, al reino de la muerte, para una vez en él darse cuenta que no estaba solo, ni en aquel reino había silencio. De hecho sentía la presencia de otros seres, mucho más grandes que él, que emitían extraños sonidos. No los podía comprender.

.-¡Cuánta luz! ¡Cuánto ruido! ¡No puedo respirar! ¡Quiero gritar!

Un llanto salió de sus pulmones como un aliento de vida…

Había muerto y después de su propio llanto

lo primero que escuchó fue:

.-¡Es un niño!

Pero la primera palabra que aprendió al sentir la presencia de aquel Ser que le abrazaba fue… MAMÁ.


12 comentarios

AL FINAL DE TODO… AMOR!

alfinaldetodoamor

Hoy me siento triste, y sí, tengo ganas de llorar…

 

Y siento que mi pena es la pena tuya, la de ella y él, la de todos.

Porque, ¿Qué diferencia las lágrimas?

Sólo conocen un origen y sólo un camino… de los ojos a los labios,

recorriendo en el trayecto las huellas de tantos besos…

 

Hoy me siento triste, y sí, tengo ganas de llorar…

 

Tú no estás, yo me fui.

¿Qué hacemos con nuestras promesas?

Sé que es lo mejor, pero esto no alivia mi pena.

Aunque mi corazón sabe que nuestro dolor no suele deberse a la razón que creemos… sólo lo despierta.

Porque nadie puede hacerte sentir algo que oculto ya no lleves dentro.

 

Hoy me siento triste, y sí, tengo ganas de llorar…

 

Pero mi alma ya conoce que esto no tiene nada que ver con sentirme desgraciado,

que sólo debo rodear al sentimiento con el amoroso roce del Silencio, de la Quietud y del Amor.

Y te calma, y te cura.

¿Cuánto más hemos de esperar para darnos cuenta de esto?

Te siento tan cerca Amor!

Es tan dulce tu presencia esquiva!

 

Hoy me siento triste, y sí… a pesar de ello no dejo de Amar!

 

 

 

 

 

 


8 comentarios

¡POR FIN VIVIR!

Brote de árbol naciente. La Pedriza (Madrid) by Lottar

Brote de árbol naciente.
La Pedriza (Madrid) by Lottar

Tú vales porque así dices que es. Y nada más.

No permitas que te testen y evalúen

y por supuesto no bases tu autoestima en el juicio de otros.

Podrán tasar todo lo que de materia hay en ti,

pero lo que tú eres en Esencia, eso no admite cómputo ni validación.

Y esa Esencia que tú eres se manifiesta en tu cuerpo, en tu mente, en tu vida…

Y esto, sencillamente, te permite conseguir todo aquello que desees.

Deja de creer que hay algo mal en ti, que eres imperfect@,

abandona el hábito de criticar y criticarte,

de juzgar y de juzgarte.

Porque tarde o temprano hemos de darnos cuenta

que abandonando toda esa maraña de conceptos, juicios y creencias

sólo nos quedará una sola y única posibilidad…

 ¡Por fin VIVIR!

 


7 comentarios

“Y CADA COPO DE NIEVE CAE EN SU LUGAR EXACTO” (haiku zen)

huellas de la gatita Osha. La Pedriza (Madrid) by lottar

huellas de la gatita Osha en la nieve.
La Pedriza (Madrid)
by Lottar

“Y cada copo de nieve

cae en su lugar exacto…”

¡Qué belleza!

La persona que aparece en nuestra vida…

Esa experiencia que se nos presenta…

Cada nuevo comienzo y cada nuevo final…

Al conectarnos a la Fuente Esencial de nuestro interior más íntimo,

podemos percibir que todo es perfecto.

Y está ahí porque algo esencial hemos de experimentar y aprender.

Creemos que nos hemos desviado del camino, que nos hemos perdido,

y la sensación de que “esto no debería estar ocurriendo” nos atrapa.

Sentimos temor.. y huimos.

¿Y si resulta que huir no es la opción?

Porque, ¿qué mecanismo nos impulsa a huir de lo desagradable y acercarnos a lo agradable?

Parece lícito, Pero ¿y si en lugar de huir de lo desagradable (dejándolo atrás o ignorándolo)

lo miramos directamente a los ojos y lo transmutamos?

No debemos ir en busca de lo que podamos considerar desagradable,

pero si esa fuera la experiencia que se te presenta, afróntala,

no cuestiones a la vida porque te ha traido esa experiencia,

es la que necesitas para crecer en ese momento, 

abrázala y pregúntale íntimamente qué quiere de ti.

Puede ocurrir un Milagro…

Quizá, cuando le arrebatemos su máscara a “lo que está ocurriendo”

nos demos cuenta que no era lo que nos parecía.

Y de la supuesta experiencia negativa aprendemos algo esencial.

En todo hay oculta una bendición.

Abracemos cada nueva experiencia libres de miedo

y nos daremos cuenta que cada acontecimiento de nuestra vida…

es Dios que nos habla.

“Y cada copo de nieve

cae en su lugar exacto…”

Sí, qué belleza!

 


36 comentarios

¿QUÉ ES “LA LUNA ESCARLATA”?

la_luna_escarlata1

La LUNA ESCARLATA es una historia.

Una historia que ocurrió hace ya mucho tiempo, lejos, muy lejos de donde en esta vida habito.

Ocurrió en el Japón medieval en los albores del siglo XVII,

donde una aprendiz de geisha y un samurái vivieron una historia de amor en momentos convulsos.

Al igual que te dije acerca de LA ROSA DE PARÍS, me gustaría en su momento compartir contigo esta historia,

porque aunque como he dicho ocurrió hace mucho tiempo y muy lejos,

también está ocurriendo ahora y muy cerca.

Porque… ¡Qué poco parece cambiar el mundo!

Sí en lo exterior, pero por dentro…

No importa qué les ocurrió exactamente al samurái y a la geisha,

pero sus pasiones, sus deseos, sus miedos, sus esperanzas,

en definitiva, lo que les hacía humanos, ¿no es lo mismo que sentimos todos?

Diferentes circunstancias e idénticas emociones…

Revisando manuscritos de la historia de LA LUNA ESCARLATA me he encontrado con una carta

que Sada (la geisha) le escribe al samurái.

Y quiero compartirla contigo.

“Todo ha pasado.

Lejos queda el fuego y su humo,

el terror de una noche incendiada, los gritos de dolor, el miedo.

Pisé, pisoteé sueños en mi huida. Gané la vida a cambio de perder mi amor.

Y hoy, lejos de todo, veo las hojas verdes de los arces revolotear en sus ramas,

mientras las lágrimas surcan por mi rostro las huellas de sus besos…

¿Pero qué podía hacer?

Amor, mi valeroso samurái de ojos tristes; estéis donde estéis, mi amor está con vos.

Marché, huí para protegeros…

Morirán todas las primaveras… pero no en nuestros corazones.

¿Por qué os siento como si estuvierais conmigo, aquí, a mi lado?

¿Es vuestro espíritu quizá?

Quisiera cerrar los ojos y que al abrirlos estuvierais a mi lado,

como tantas noches en la Casa de la Luna de Agua…

Encontradme mi amor!

En esta vida o en cualquier otra, pero por favor,

velad por el sueño de este amor inmortal,

matad la angustia de no teneros

y en el silencio de cualquier noche estrellada,

sellad mis labios con un beso, y hacedme sentir,

con el gozo de un abrazo, que habéis vuelto.

Estéis donde estéis, volved a mí, dad calor a mi helado corazón.”

de LA LUNA ESCARLATA

by Lottar


4 comentarios

LA VIDA ABRIÉNDOSE CAMINO.

Brote de pino en el bosque. La Pedriza. (Madrid) by Lottar.

Brote de pino en el bosque. La Pedriza. (Madrid) by Lottar.

 

Nos pongamos como nos pongamos

la vida siempre acaba abriéndose camino.

Podemos acosar, agredir, arrasar o devastar,

da igual lo arrogantes y soberbios que actuemos,

pues la vida y su alma, la existencia, sólo saben hacer una cosa… CREAR.

Y lo hacen.

También en nuestro interior,

pues estas “leyes eternas” actúan de la misma manera en “lo que no se ve”.

Así que cuando sientas que te han “arrasado” y devastado”,

acuérdate del brote de pino que no le importó

cuántos obstáculos encontró desde su existencia como germen potencial en su semilla,

pues una única intención y atención existían para él: Buscar la luz, su sol, su estrella.

Y aunque fuera el único brote que quedara en toda su campiña,

algo en su alma de árbol sabe, que alojado en su interior

existe la potencialidad de todo un nuevo bosque.

Percibe y observa todas esas “nuevas sensaciones” que parecen emerger

de algún lugar desconocido de ti mismo, dales tu atención,

provéelas de todo cuanto necesiten para crecer buscando su luz,

pues esos brotes palpitantes que te albergan

son tu aportación y tus bendiciones al mundo.

Eres Sagrad@.