La Luna Escarlata

Todo está dentro de ti


144 comentarios

LA MUJER CON MARIPOSAS EN LAS MANOS

la_luna_escarlata-lamujerconmariposasenlasmanos

Soñé, con una mujer con mariposas en las manos.

Y soñé que vivía en un lugar lejano, donde nace la primavera.

Rodeada de su silencio, de las flores recibía abrazos

sabiendo que eran lazos que no apresaban sus muñecas.

Y así, en sueños, oí la historia

de una mujer que era amiga de las mariposas.

Frente a su ventana, solía hacer cada mañana

un baile con sus manos… Y flores que volaban

se colaban allá donde un dolor se oía

o donde simplemente una intención

hiciera ya hace tiempo mucha falta.

Nacían entre sus dedos mariposas de todo color.

Las amarillas, iban allá donde faltaba la alegría,

sólo se posaban y en ese lugar aparecían las sonrisas.

Las había verdes, que volaban donde creer ya se dudaba,

y su sólo vuelo hacía al fin saber, que la fe no es un consuelo,

que creer es simplemente reconocer que volamos desde el suelo.

También las había violetas, y eran muy dulces pues a su vuelta

traían a la mujer todas las muestras del afecto recogido.

Y las rojas… estas siempre buscaban cualquier corazón afligido

por las cuitas de un amor que no es siempre comprendido.

Mariposas en sus manos, en su corazón, en sus sueños recordados,

mariposas en su balcón y también en sus suspiros.

Y en los sueños, cuenta la leyenda, que la mujer mariposa

también anhelaba que hasta ella volara ese color que la abrazara,

que le dijera que no importa dónde viajen las primaveras,

porque siempre volverán,

con cada vez más sueños y cada vez con menos penas.

Pero una mariposa no se atrapa, una mariposa llega,

te acaricia y aletea hasta colocar en el balcón del corazón un verso,

una palabra que aligere el pesar de no saber dónde el amor espera.

Soñé con esa mujer y en el sueño me juré, que puesto que el corazón manda,

es preciso si ella aguarda llevarle a su cielo ese querer, esa dulzura,

ese amor sin desnivel de una montaña que no ocupa

más extensión que la llanura de su piel.

Soñé con una mujer con mariposas en las manos…

Y soñé que yo era Él…

Anuncios


23 comentarios

DE FLORES Y “MARIPOSAS”… (El lenguaje del Alma)

la_luna_escarlata-defloresymariposas

Quiero compartir contigo un recuerdo…

Es un recuerdo de Flores y Mariposas.

Era yo peregrino en uno de mis Caminos de Santiago y en aquel momento estaba atravesando los Pirineos camino de Canfranc.

El Sol ya hacía un rato que era un peregrino más en su celeste Camino y la brisa tenía la textura y sutileza de un secreto.

Yo me entretenía maravillado ante la belleza y esplendor de todas cuantas flores iba encontrándome en el camino, como regalándome su atención y mejores rostros sólo por el gesto de contemplarlas. Ellas también sentían la brisa…

Una Lila me cautivó… ¡Tan bella!

Y sentía que llamarla preciosa no era apreciarla. Jamás un violeta me pareció tan hermoso.

La llevé conmigo largo rato, en mi mano, aunque también en mis ojos y en mi olfato. No llevaba perfume, ella era el perfume.

¿Por qué me cautivó tanto aquella flor?

Yo creo que me habló… Vale, se que parece loco (al fin y al cabo soy un Lunático), pero no juzgues todavía.

Mirando aquella Lila comprendí que las palabras no son la única forma de comunicación (ni siquiera es la mejor)

y que la sola “Presencia” puede ser más elocuente que cualquier docto y sabio discurso.

Esta es por ejemplo la grandeza del Abrazo o la de un Beso rodeado de Silencio…

Esa Flor me hacía “sentir” y sé que cuando la miraba ella “sentía” también.

Yo no podía ni quería dejar de mirar aquella flor y ella no dejaba de decir “mírame”

Estos sentimientos confluyendo se fusionaron en uno solo… Y ocurrió el Milagro…

Según miraba a la Lila sujetada en mi mano una mariposa comenzó a danzar entre los dos.

Después de tan etéreo saludo se posó sobre la flor, cara a mí. ¡Me pareció tan Mágico!

No quería ni respirar para que la mariposa no se “asustase” y alargar ese entrañable momento lo máximo posible.

No respiraba pero sí sentía…

No respiraba pero me sentía inmensamente vivo…

No respiraba pero creo que por primera vez en mi vida intuí la Grandeza del Amor por primera vez…

Y la mariposa voló… pero no se fue. ¡Se posó sobre mi brazo! Y más tarde sobre mi cabeza.

Y seguía sin respirar.

Y cada vez más vivo…

Y la mariposa voló… pero no se fue. Me acompañó durante varios minutos en mi caminar, danzando a mi alrededor

y volviéndose a posar en mí de cuando en cuando. Si es cierto que sólo existe el Presente quiere decir que compartí mi vida con ella. Creo que en aquel momento la amaba. Y era Amor verdadero porque era incondicional y a cambio de nada.

En una mano una Flor violeta y gravitando en torno a mi corazón una Mariposa.

Luego, simplemente se fue… Aunque yo siempre la he sentido conmigo. Como a la Lila y su perfume.

Siempre juntas, flores y mariposas. Quizá por eso es que se describe a una mariposa como una flor que vuela.

Sería hermoso regalar además de flores, mariposas.

Aquella Mariposa le dijo muchas cosas a mi Alma, cosas valiosas que hablaban de Respeto, de Admiración, de Gratitud, de un Amor tan inevitable como verdadero. Me sentí protegido, casi inmune… y sabes por qué?  Porque me sentía Amado.

La mente me dice que la Mariposa nunca va a volver y que aquello que pasó fue nada más que una ensoñación romántica por mi natural carácter pasional. Pero no es cierto, sencillamente porque yo se que la Mariposa nunca se ha ido. Lo sé porque habita en lo mejor que hay en mí. Lo sé porque lo que ella representa es lo que me mantiene vivo y me permite respirar. Lo sé porque ella está en cada verso, en cada poema, en cada letra que escribo. Ella está porque ella es el Amor. El Amor divino experimentado en una vida humana, como podemos, como sabemos.

Contemplemos las Flores de la vida y gocemos con las Mariposas que estas traen, pues son Ángeles que te acompañan por Amor,  que te aman y protegen, que están aquí para ayudarte a comprender que la experiencia del Amor Verdadero es el único camino que te llevará de vuelta a casa,  de vuelta al Hogar.

Mariposa, estés donde estés, escúchame y léeme los labios:

GRACIAS POR TU AMOR…

 

Pdta. Quiero compartir contigo algunas fotos mías que tratan de flores y mariposas (bueno, hay algún abejorro también)

Mariposa sobre Flor de Jara  La Pedriza (Madrid) by Lottar

Mariposa sobre Flor de Jara
La Pedriza (Madrid)
by Lottar

 

Mágica Flor Violeta.  La Pedriza (Madrid)

Mágica Flor Violeta.
La Pedriza (Madrid)  by Lottar

 

Abejorro en Flor. La Pedriza (Madrid) by Lottar

Abejorro en Flor.
La Pedriza (Madrid)
by Lottar

 

Abejorro en flor de cardo. La Pedriza (Madrid)

Abejorro en flor de cardo.
La Pedriza (Madrid) by Lottar

 

MI querida Margarita. La Pedriza (Madrid) by Lottar

MI querida Margarita.
La Pedriza (Madrid)
by Lottar

 

TE QUIERO!