La Luna Escarlata

Todo está dentro de ti


23 comentarios

“PENSANDO EN TU OSCURIDAD”… (La partida de póquer)

pizap.com14401612267311

Esta ciudad sabe a humo, un humo que no se ve pero que sientes en la boca, como si mascaras tabaco.

Es levemente dulzón y picante a la vez. Me gusta.

Despierta algo primitivo y salvaje en mi ánimo, algo que me incita a traspasar mis umbrales… Aunque no se cuáles.

En mi aventura de recorrer todas las capitales europeas y sus contornos, ahora estoy en España, en algún lugar de Castilla…

y algo de aquí me mantiene inquieto, alerta… No se, pero es sugestivo. Me gusta sentirlo.

Como cada vez que llego a un nuevo lugar en mi viaje, simplemente me dejo llevar, sin haber planeado nada.

Quiero que las experiencias me sorprendan y lleguen a mí, sin forzarlas. Me excita esa espontaneidad librealbedriesca

y el seísmo emocional que me provoca. Sé, que mientras experimente estas sensaciones estoy vivo, fijo.

Ha llegado ya la noche y nada interesante he vivido.

Pero la pegajosa sensación de que algo va a ocurrir y que además mi alma no va a querer evitar, sigue conmigo.

¡Joder, como me está transformando este viaje! Y a medida que creo llegar al umbral de mis límites, me voy percatando que estos realmente no estaban donde yo creía, que hay más extensión por delante a recorrer y que además allí hay “tesoros”.

LA PARTIDA DE POKER

No sé cómo he acabado aquí.

Estoy en un garito a las afueras de la ciudad, un lugar que si ya afuera parecía caótico,

una vez dentro te sume en la densa niebla de lo inquietante y lo imprevisible.

Describir a los “habitantes” de este lugar me llevaría a bucear en mi mas profunda psique

y sacar de allí lo que de tan tenebroso es oculto y es secreto…

No sé si es exactamente temor lo que siento, pero me da vida.

La cerveza de este lugar es algo amarga, pero deliciosa

y mientras mi lengua dibuja el contorno de mis labios para saborear la espuma,

adivino una sala semi en penumbra al fondo del garito.

Tiene una puerta pero está abierta y un ser aparentemente humano de cerca de 2 metros parecía custodiarla.

Debo llevar ya muchas cervezas, porque me parece un orco recién llegado de Mordor.

Creo que voy bien.

Voy hacia aquella puerta que no tengo muy claro adónde me conduce, llego, me paro,

es como si sintiera que el orco va a cerrar el puño y me va a dar un mazazo entre los cuernos y fin de la historia.

Pero sólo me mira. Le sostengo la mirada como lo hago en cada ocasión que aparece algo similar a un desafío,

tal y como le vi hacer a John Wayne en alguna película. En esta ocasión parece que funciona.

El orco ha emitido como un ruido mitad lamento mitad gruñido.

Creo que es como un saludo e intuyo que la traducción más o menos es: “Puedes pasar tonto de los cojones, pero como te escantilles lo más mínimo te reviento de un mazazo”  No me lo tomo como algo personal y entro.

Una lámpara parecida a las de billar cuelga apenas un metro encima de una amplia mesa circular,

pero os puedo asegurar que los personajes que están alrededor no son los caballero de Arturo… Tampoco esto es Camelot.

Juegan al póquer… bueno, mascullan palabras ininteligibles con exabruptos varios (estos sí entendibles)

mientras reparten cartas y recuerdos a las madres de los otros.  Es como un desafio a ver quien es màs bestia y desagradable.

Pero no los temo, no hoy, no esta noche. Me siento invulnerable. Es más, voy a participar en la partida y les sacaré algo de dinero a estos pardillos. Me encanta el póquer y me siento como Steve MacQueen en el Rey del Juego.

Pero…

Han entrado..

Son tres. Estos son distintos. Son dos mujeres y un hombre. Definitivamente debo estar en una sucursal de la Tierra Media

porque si el de la entrada me parecía un orco, este tipo que va con las mujeres me parece Gollum… Hay algo en ellos…

La sala se ha callado y alguno se va. Sólo han quedado cuatro alrededor de la mesa.

Una de las mujeres se sienta en un sillón del fondo, en semisombra y el tipo que parece Gollum se queda de pie junto a la mesa. No puedo asegurarlo, pero creo que lleva un arma… y de buen calibre. Percibo que es peligroso, pero no le temo tampoco.

Y ella… Parece la cabecilla. Un halo invisible la rodea, me atrae y allí parecen temerla.

Yo no siento temerla, pero si percibo un respeto que me hace dudar.

Se lo que va a ocurrir. Ella va a jugar. fuerte, y si gana gana,

y si no gana… entonces creo que aquí habría una masacre. La mirada Gollun me lo dice.

Y ocurrió lo que tenía que ocurrir.

Se sentó, jugó y ganó… Vamos, como Napoleón. Los desplumó.

No acierto a describiros su sonrisa… Era dulce e inocente, pero también perversa e intrigante. Como sus ojos.

Después simplemente se levantó y me miró. Fue sólo un instante, pero el tiempo pareció congelarse.

Lo que sentí en aquella mirada es algo que me intriga  y me emociona.

Se marcharon los tres con el mismo sigilo con el que llegaron pero con mucho más dinero en el bolsillo.

Fue entonces cuando pregunté a uno de los que quedaron:

.- ¿Quiénes son?

Me miró lánguidamente. .

-Mejor no quieras saberlo amigo. Son…extraños. Se dicen cosas de ellos…

Antes venían todos los días. Ahora creo que sólo lo harán de vez en cuando.

En algunas ocasiones cuentan las historias que han vivido y los hechos que cometen.

Y a veces nos da miedo, pero nos gusta. Volverán, eso es seguro.

Qué extraño está siendo este viaje, sí.

Siento que les conozco, a los tres, como ya me ha pasado con otras personas en esta aventura viajera.

Y siento que les quiero.

Sí, debía llevar ya muchas cervezas.

Quise asegurarme y le volví a preguntar:

.-Entonces, volverán seguro, no?-  Me asintió con la cabeza.

Bien, pensé. Les esperaré, les esperaré siempre.

Y allí, “Pensando en la Oscuridad”, lo pregunté:

.-Ah! Una ultima cuestión amigo. ¿Cómo se llama ella?-

El hombre me miró, se santiguó y dijo:

.-HENAR.

Bendita seas.

hcmb

Sois increíbles, los tres.


8 comentarios

¡POR FIN VIVIR!

Brote de árbol naciente. La Pedriza (Madrid) by Lottar

Brote de árbol naciente.
La Pedriza (Madrid) by Lottar

Tú vales porque así dices que es. Y nada más.

No permitas que te testen y evalúen

y por supuesto no bases tu autoestima en el juicio de otros.

Podrán tasar todo lo que de materia hay en ti,

pero lo que tú eres en Esencia, eso no admite cómputo ni validación.

Y esa Esencia que tú eres se manifiesta en tu cuerpo, en tu mente, en tu vida…

Y esto, sencillamente, te permite conseguir todo aquello que desees.

Deja de creer que hay algo mal en ti, que eres imperfect@,

abandona el hábito de criticar y criticarte,

de juzgar y de juzgarte.

Porque tarde o temprano hemos de darnos cuenta

que abandonando toda esa maraña de conceptos, juicios y creencias

sólo nos quedará una sola y única posibilidad…

 ¡Por fin VIVIR!

 


13 comentarios

TRES PREGUNTAS PARA LA FELICIDAD

la_luna_escarlata_trespreguntas

 

Hace tiempo que siento que todo auténtico crecimiento,

tanto emocional como psicológico o espiritual,

debe ir encaminado a un asunto esencial… SER FELIZ.

Y esto que parece tan evidente

y que supuestamente todo el mundo persigue,

no se plasma en la realidad ordinaria y común de las personas.

Decimos que por supuesto que queremos ser felices,

pero si observamos los actos que acometemos,

con la carga inevitable de emociones que ello nos genera,

nos daremos cuenta que no coincide

lo que deseamos con lo que hacemos por lograrlo.

Decimos querer ser felices y hacemos cosas que nos hacen infelices…

 

Sin darnos cuenta nos convertimos en adictos al sufrimiento

y es una trampa muy sutil,

porque nos hace lograr aquello que tememos

en vez de crear aquello que amamos.

 

Ser feliz no es una consecuencia de algo que ocurre,

es una decisión, voluntaria, consciente y altamente personal,

un nuevo acuerdo que adoptamos ante nosotros mismo

y que prometemos respetar.

 

La felicidad, se decide de antemano.

 

Concluye ese capítulo en el que te has encallado,

frenando el desarrollo de la historia.

Cierra la puerta… porque esa persona, esa experiencia,

qué más da, ya no van a volver.

Y que la siguiente persona o experiencia llame confiad@ a la puerta,

que la recibirás de mil amores porque hace tiempo la andas esperando.

No temas el cambiar, ni temas lo que temes.

Esa energía con la que se alimenta el miedo la proporcionas tú

y sólo tú puedes retirarla y transmutarla.

Revisa aquello que ya no es esencial en tu vida y arrójalo lejos.

No eres la misma persona que ayer,

tus gustos pueden haber cambiado, como tus sueños y tus deseos.

Permítete este nuevo giro, observa hacia adonde te dirige.

Y recorre ese camino sin temor.

 

A veces no lo podrás evitar y sentirás miedo,

pero entonces regocíjate con todas las manos que se tienden hacia ti…

Son esos amigos, esos amantes, esas personas que mágicamente

aparecen en tu vida simplemente cuando más lo necesitas.

Son almas amigas y no importa el personaje que adopten,

sencillamente cumplirán el papel que deben representar para ti.

Y lo hacen por Amor.

 

Sólo es eso, un salto de fe hacia nuestros sueños,

la aceptación de ese impulso que sentimos nacer del corazón

y que nada ni nadie fue capaz de reprimirnos del todo,

a pesar de todo cuanto nos hicieron,

de todo cuanto vivimos, gozamos y sufrimos.

Sigue esa voz, porque es la tuya,

y si confías,

te conducirá a un territorio donde el Amor aún es importante,

un mundo donde todo es posible,

un lugar donde existen los milagros.

 

Cuando te veas ante una situación de duda

donde debas imperiosamente elegir,

antes de decidirlo respira profundo

y hazte estas tres preguntas:

 

¿Cuál de las dos opciones me aporta más Paz?

¿Cuál me acerca más a mi sueño?

¿Cuál elegiría si no tuviera miedo?

 

Feliz reflexión.


6 comentarios

UNA PREGUNTA MÁGICA…

pizap.com14386876589581

Hoy quiero sugerirte qué te hagas de corazón una pregunta;

Y no, no te me distraigas y mires para otro lado, que se te da muy bien.

Porque hay preguntas que de verdad nos hacen plantearnos asuntos serios…

Bueno y otros no tan serios pero sumamente estimulantes y divertidos.

La verdad es que ahora dudo… ¿te planteo lo serio o lo sumamente estimulante y divertido?

Porque tengo de las dos.

Uhmm… Bueno, digamos que te lo plantearé de manera que puedas abarcar ambas.

Pero en cualquier caso tómate en serio la pregunta…

o casi mejor, ¡ríete con ella!, pero deja que penetre en ti…

Porque la pregunta, una vez dentro de ti tras la piel de tu atención,

sabrá muy bien dónde dirigirse y que sensación hacer brotar

de tu intrépido y alocado corazón.

No contestes inmediatamente,

deja que la pregunta descienda hasta las plantas de tus pies.

Porque poco a poco irá subiendo por tus piernas

Hasta alcanzar el mismo centro de tu Ser,

allí donde mora tu “Esencia”

Sí, es una pregunta viajera, porque recorre todos los espacios,

los de tu cuerpo, tu corazón y tu alma.

Te recorre y se detiene sutil y amorosamente allí donde perciba

que un sueño no ha sido debidamente atendido.

Me dijeron que era una pregunta mágica

y que si dejamos que gravite un tiempo alrededor de nuestro corazón,

este nos hablará, haciéndonos saber que quizá ya acabó el tiempo de temer.

Y quizá sintamos que se acelera (si ves que te ocurre no te preocupes, es normal)

Pero esos latidos solo serán los ecos de una voz que nos dice:

¡Vamos a vivir!

Reír o llorar no significan demasiado

si nos damos cuenta que solamente es la existencia manifestándose a través de nosotros.

Es la expresión de la Vida que quiere abrirse camino hacia la experiencia del Amor,

es tu vivencia, es tu camino… Y es sagrado.

Sólo es una pregunta,

pero como te dije, oí que es mágica.

Era esta:

“¿CUÁNDO HA SIDO LA ÚLTIMA VEZ QUE HICISTE ALGO POR PRIMERA VEZ?”