La Luna Escarlata

Todo está dentro de ti


58 comentarios

MICHAEL Y CHARLES, JACKSON Y CHAPLIN. (Vaya par)

la_luna_escarlata-michaelcharlesjacksonchaplin

Definitivamente me he decido a repoblar la Luna.

Será una vecindad variopinta, de toda tendencia, pensamiento y estética,

pero con algo perfectamente en común; Ser auténticos y ser buscadores,

un pueblo que no tenga miedo de expresar lo que su corazón dicta.

Son tantos!, pero no importa, que la Luna está casi vacía

y tenemos a tiro a Venus y Marte. Ya se verá.

No hay orden, pues en este grupo de lunáticos nadie es más que nadie.

Empecemos pues.

Charles Chaplin y Michael Jackson. Dos seres muy hermosos.

Tengo razones a cascoporro para traerlos, pero son sólo mis razones,

ten tu las tuyas, pero a la Luna, ya te digo si vienen.

Hoy les traigo a los dos con una atmósfera similar,

diferentes expresiones y un mismo espíritu.

Y lo hago porque desde la Luna puedo ver nuestro planeta

y ahora comprendo perfectamente lo que expresan Chaplin y Jackson.

Escúchales, es necesario.

Tampoco le pondré nombre a ese espíritu que encarnan en estos ejemplos.

Pónselo tú, para ti. Sólo abre tu corazón y escucha. Ellos harán el resto.

Os deseo un precioso fin de semana.

Sed todo lo felices que podáis soportar.


88 comentarios

LA GATITA OSHA EN LA CABAÑA DE TÉ (EL ORIGEN…)

Continuamos con más momentos importantes de mi viaje-aventura en la cabaña de té.

Hoy, una amistad profunda y pura, o de cómo una gata aparece de la nada. Fue magia, creedme…

 


78 comentarios

BESAR UNA SONRISA

la_luna_escarlata-besarunasonrisa

Beso tu sonrisa.

Aunque no pueda besarla.

La que roja ríe en tus labios

y la que brilla en tu mirada.

La beso, como las pompas de jabón

que húmedas estallan

al contacto mínimo de los dedos

que indiscretos alcanzan a tocarlas.

Y cuando aciertes a notarlas, caerán sobre tu pecho

como lluvia de una estrella que en tu piel se reflejó,

antes incluso de nacer, cuando amar sólo era un sueño,

incendiando ese deseo de una chispa que todavía aún no ardió.

A esa distancia, la de la respiración que se delata por agitada,

la que hace que tus ojos se nublen por el vapor de otra mirada,

la de tanta lejanía salvada por el poder mismo de un sentimiento

que no empieza y que tampoco ciertamente acaba,

que no sabe de cordura ni quizá de conveniencia,

que sólo atiende y se concentra en que nace de un lugar

que casi nadie halla, pero que a ti siempre te encuentra…

El corazón…

Mi corazón, loco, ese que aún habla, ese que todavía espera,

ese que resucita aunque no muera,

el que suspira, aquel que canta.

Sí, ese que sueña que imagina que te ama…

 


144 comentarios

LA MUJER CON MARIPOSAS EN LAS MANOS

la_luna_escarlata-lamujerconmariposasenlasmanos

Soñé, con una mujer con mariposas en las manos.

Y soñé que vivía en un lugar lejano, donde nace la primavera.

Rodeada de su silencio, de las flores recibía abrazos

sabiendo que eran lazos que no apresaban sus muñecas.

Y así, en sueños, oí la historia

de una mujer que era amiga de las mariposas.

Frente a su ventana, solía hacer cada mañana

un baile con sus manos… Y flores que volaban

se colaban allá donde un dolor se oía

o donde simplemente una intención

hiciera ya hace tiempo mucha falta.

Nacían entre sus dedos mariposas de todo color.

Las amarillas, iban allá donde faltaba la alegría,

sólo se posaban y en ese lugar aparecían las sonrisas.

Las había verdes, que volaban donde creer ya se dudaba,

y su sólo vuelo hacía al fin saber, que la fe no es un consuelo,

que creer es simplemente reconocer que volamos desde el suelo.

También las había violetas, y eran muy dulces pues a su vuelta

traían a la mujer todas las muestras del afecto recogido.

Y las rojas… estas siempre buscaban cualquier corazón afligido

por las cuitas de un amor que no es siempre comprendido.

Mariposas en sus manos, en su corazón, en sus sueños recordados,

mariposas en su balcón y también en sus suspiros.

Y en los sueños, cuenta la leyenda, que la mujer mariposa

también anhelaba que hasta ella volara ese color que la abrazara,

que le dijera que no importa dónde viajen las primaveras,

porque siempre volverán,

con cada vez más sueños y cada vez con menos penas.

Pero una mariposa no se atrapa, una mariposa llega,

te acaricia y aletea hasta colocar en el balcón del corazón un verso,

una palabra que aligere el pesar de no saber dónde el amor espera.

Soñé con esa mujer y en el sueño me juré, que puesto que el corazón manda,

es preciso si ella aguarda llevarle a su cielo ese querer, esa dulzura,

ese amor sin desnivel de una montaña que no ocupa

más extensión que la llanura de su piel.

Soñé con una mujer con mariposas en las manos…

Y soñé que yo era Él…


37 comentarios

Hace 250 entradas…

250lucesenlaoscuridad

De todos los “trastornos” que he ido padeciendo aquí en la Luna, quizá Henar sea el más perturbador e inquietante… Lo he mirado en google, pero de momento no hay cura… con lo cual tampoco hay “boda”. Pero aun así hay celebración, con su cierta dosis de locura, cómo no.
250 golpes en la cabeza y algunos menos en el corazón.
250 motivos para qué se yo.
250 pedazos de tu cabeza loca, de tu imaginación,
de tu desmesura y descaro,
250 razones para nuestra admiración.
Esta entrada es una tregua, nada más,
y más breve que larga, que aún quedan manos por jugar…
Jugar sí, reír, luchar, por un sí o por un no batirnos, quizá a veces
en situación desigual, no importa, las Reinas tienen el privilegio
de colocarse la corona donde les venga en gana y no importarles el rival.
No te diré más de lo que pienso (ni siquiera en suajili) porque ahora no me debo aflojar, pero este guerrero (un defensor quizá) te recuerda que no participa en ninguna “guerra” que no sea capaz de ganar…
Eres tú nena, eres Henar, quien nunca muere y siempre mata…
Y ya estás en la Luna Hen, en tu Luna Escarlata.
250… Brindo contigo muñequita de hallowen, por supuesto en tu lado oscuro.
250… Y me parece justo.

Pensando en la oscuridad

Era algo más de nueve meses más joven. Maldito tiempo. ¿No podía pararse, frenarse o algo?

alarm-clock-238524_1280

En fin, que no quiero enfadarme y lanzar todos los relojes de la casa por la ventana. Me conformo con un trozo de post-it que he puesto en la esquina derecha de la pantalla. Y adjunto una disculpa por si de aquí en adelante me olvido de vuestros cumpleaños. Ya lo hacía, pero ahora tengo excusa. No me lo tengáis en cuenta y celebrad conmigo. Invito a un trago imaginario de lo que más os apetezca.

alcohol-857380_1280

Sí, en ocasiones imagino este lugar como un bar, donde todos sueltan la lengua a causa del alcohol. Cuántas locas charlas me han acompañado y cuánta gente extraordinaria. Escritores, poetas, fotógrafos, bestias, divulgadores, críticos, funcionarios simpáticos, gente; artistas y maestros que he tenido el placer de conocer.

Nadie me avisó de la aventura que emprendería al ponerme detrás…

Ver la entrada original 298 palabras más

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 173 seguidores