La Luna Escarlata

Todo está dentro de ti


13 comentarios

Fallece el Dr. WAYNE DYER a la edad de 75 años.

Esta mañana, mi hija Ingrid me ha comunicado que Wayne W. Dyer ha fallecido. He sentido muchas cosas y mi entrada de hoy iba dirigida a compartir con vosotros todo esto. Pero se me ha adelantado y ella ha publicado una entrada al respecto que os traigo aquí. Gracias hija por tu Sensibilidad y tu Amor.

Cristina Ingrid

Ver la entrada original


47 comentarios

LO CREÍ… (El inmenso poder de la creencia)

Naturaleza confluyendo by Lottar

Naturaleza confluyendo
by Lottar

 

Me dijeron que la vida es dura y que hay que luchar por ella…

Y lo creí.

Me dijeron que mirase en primer lugar por mí porque si no nadie lo haría…

Y lo creí.

Me dijeron que el Amor duele y que hay proteger el propio corazón…

Y lo creí.

Me dijeron que es mejor acatar la realidad y dejar volar los sueños para evitar desengaños…

Y lo creí.

Me dijeron que no pasaba nada por no dar lo mejor de mí en cada caso…

Y lo creí.

Me dijeron que había que trabajar duro para conseguir logros y que eso mediría mi éxito…

Y lo creí.

Me dijeron que no pasa nada por mentir de vez en cuando…

Y lo creí.

Me dijeron que los hombres no lloran y que si no tenías miedo eras un valiente…

Y lo creí.

Me dijeron que cuando lograra una casa, un trabajo, una familia y reconocimiento sería feliz…

Y lo creí.

Creí tantas cosas!

Pero todas ellas, en nombre de la “seguridad” y lo “éticamente correcto”,

me robaron la alegría, la inocencia, la espontaneidad, las ganas de jugar, de reír de verdad,

de soñar, de volar… Parecía que el nuevo “hombre” debía sustituir al olvidado niño…

Pero un día en una hora cierta…

Supe que la vida es dulce y que te protege si crees en ella, que sólo es cuestión de observar

qué mensajes le mandamos a la existencia y qué idea tenemos acerca de ella para comprender

que eso es exactamente lo que nos devolverá.

Supe que es mejor pensar en el otro y qué es lo que necesita él, pues aquello que yo dé

me será devuelto en doble cantidad.

Supe que el Amor Verdadero no duele en absoluto y que es sólo el ego quien sufre.

Supe que la “realidad” que no nos gusta es únicamente sueños desatendidos.

Supe que todo aquello que hiciera debía llevar lo que de mí sabía en cada caso

y que únicamente poniendo el corazón los demás compartirán mis latidos.

Supe que yo no puedo ser medido ni por lo que sé ni por lo que tengo

y que lo único que me puede calibrar es al Amor dado y recibido.

Supe que la verdad, o al menos mi verdad, testaba mi honestidad

y que la autenticidad siempre es sincera y franca.

Supe que mostrar los sentimientos era una virtud y no una debilidad.

Supe que no debía esperar a conseguir “aquello” para ser feliz,

Si no que ser Feliz me posibilitaría lograr “aquello”.

Ahora, regresa mi alegría, mi inocencia, mi espontaneidad, mis ganas de jugar,

mi risa, mi capacidad de soñar y de volar sin alas…

Y ahora siento, y lo siento de verdad,

que ahora sí que puedo AMAR.

Y lo quiero compartir contigo.

TE AMO!

 

 


8 comentarios

A TODAS VOSOTRAS, MARAVILLOSAS Y BENDITAS MUJERES.

De todas las crueldades cometidas por el hombre a través de la historia,

el sometimiento, marginación y maltrato físico y psicológico a la mujer

es uno de los más dolorosos e injustos.

Este video es un mensaje para vosotras, maravillosas y benditas mujeres.

 


19 comentarios

QUÉ HAY DE “MÍ” QUE NO SOY “YO”……

Tela de araña en tronco muerto. La Pedriza (Madrid) by Lottar

Tela de araña en tronco muerto. La Pedriza (Madrid) by Lottar

 

¡Qué hay de mí que no soy yo?…

No soy “yo” cuando critico o juzgo, a mí o a los demás.

No soy “yo” cuando me culpo o culpo a otros.

No soy “yo” cuando me lamento o creo desolación.

No soy “yo” cuando temo o actúo para que otros teman.

No soy “yo” cuando me infravaloro o hago de menos al otro.

No soy “yo” cuando me preocupo o llevo intranquilidad a los demás.

No soy “yo” cuando sólo pienso en ganar y que otros pierdan.

No soy “yo” cuando miro únicamente por mí y olvido qué necesita ella o él.

No soy “yo” cuando prefiero tener razón a ser feliz.

No soy “yo” cuando odio y pospongo amar…

 

Y…

 

Soy Yo cuando procuro comprender o al menos aceptar.

Soy Yo cuando lejos de culpabilizar recojo mi responsabilidad y la asumo.

Soy Yo cuando creo en mí y valoro a todos por lo que son más allá de las apariencias.

Soy Yo cuando no permito que el miedo me haga olvidar que somos eternos y que estamos a salvo.

Soy Yo cuando contemplo la divinidad que habita en todos nosotros.

Soy Yo cuando confío en la vida y estoy seguro que a todos nos provee de lo necesario.

Soy Yo cuando comprendo que ganar no es lo opuesto a la derrota, sino la victoria de todos.

Soy Yo cuando siento que tu bien es mi bien, que mi dicha es también la tuya y que caminamos juntos.

Soy Yo cuando olvido lo que parece restarnos y me centro en lo que suman tu corazón y el mío.

Soy Yo cuando Amo…

 

¿Quién es el “usurpador” que actúa en nuestro nombre cuando “no somos”?

 

Hace tiempo que vengo persiguiendo a este “impostor” que a todos nos invade…

Y aquí en La Luna Escarlata, le vamos a desenmascarar.


7 comentarios

CUANDO SE ACERCA LA “MUERTE”…

Fondo de río. La Pedriza (Madrid) by Lottar

Fondo de río.
La Pedriza (Madrid)
by Lottar

Decididamente estaban asustados, bueno, uno más que otro.

No todo el mundo se siente preparado cuando sabe que la muerte está cerca…

Y allí estaban los dos, expectantes ante la inevitabilidad del momento supremo.

Sólo un infinito silencio.

.- Es el fin amigo mío.

.- Pues yo no siento que sea ningún fin, creo que sólo cambiamos de escenario, nada más.

De nuevo silencio.

.-¿Qué corta es la vida, verdad? Parece que sólo han pasado unos instantes desde que llegamos

y ya nos encontramos ante la llamada seca y dura del final. No quiero morir amigo. Tengo miedo.

.- Es cierto que la vida es corta, pero la Existencia es infinita. ¿A qué tienes miedo?

.- ¡Pues al fin! Cuando traspasemos ese umbral no habrá nada al otro lado. Esta vida es lo único que tenemos.

.- No es cierto, esta vida es sólo una ilusión en comparación con lo que nos espera “al otro lado”.

.- ¿Cómo eres capaz de sentir esas cosas?

.- No lo se, pero las siento así. Me da Paz.

Y más silencio.

.- Vale!, acepto que después de esto hay “algo”… Pero, ¿Cómo crees que será?

.-No lo se, pero creo que no debemos temer. Todo está bien. eso si lo se.

Mucho, mucho silencio.

Y en ese silencio se abrazaron, porque sabían que el momento estaba cerca.

.- Adios hermano, te voy a echar de menos. Ha sido mucho tiempo viviendo juntos y he aprendido a quererte.

.- Yo también te quiero, pero siento en mi corazón que no nos vamos a echar de menos, creo que de algún modo seguiremos estando juntos, de alguna manera, en el “otro lado”.

Volvieron a abrazarse y cuando el silencio de aquella vida que conocían colapsó…

Primero se fue el que tenía más miedo.

Sentía como si todo el universo se comprimiera en torno a él dirigiéndole hacia un oscuro e incierto “túnel”.

Pero al final… como una luz!… Sí, es una luz que a cada instante parece más intensa y poderosa!

Ya no recuerda a su amigo, esa luz lo es todo, parece la luz de la vida eterna.

Y en un instante certero, tras alcanzar la luz, llegó al reino que tanto temió, al reino de la muerte, para una vez en él darse cuenta que no estaba solo, ni en aquel reino había silencio. De hecho sentía la presencia de otros seres, mucho más grandes que él, que emitían extraños sonidos. No los podía comprender.

.-¡Cuánta luz! ¡Cuánto ruido! ¡No puedo respirar! ¡Quiero gritar!

Un llanto salió de sus pulmones como un aliento de vida…

Había muerto y después de su propio llanto

lo primero que escuchó fue:

.-¡Es un niño!

Pero la primera palabra que aprendió al sentir la presencia de aquel Ser que le abrazaba fue… MAMÁ.


12 comentarios

AL FINAL DE TODO… AMOR!

alfinaldetodoamor

Hoy me siento triste, y sí, tengo ganas de llorar…

 

Y siento que mi pena es la pena tuya, la de ella y él, la de todos.

Porque, ¿Qué diferencia las lágrimas?

Sólo conocen un origen y sólo un camino… de los ojos a los labios,

recorriendo en el trayecto las huellas de tantos besos…

 

Hoy me siento triste, y sí, tengo ganas de llorar…

 

Tú no estás, yo me fui.

¿Qué hacemos con nuestras promesas?

Sé que es lo mejor, pero esto no alivia mi pena.

Aunque mi corazón sabe que nuestro dolor no suele deberse a la razón que creemos… sólo lo despierta.

Porque nadie puede hacerte sentir algo que oculto ya no lleves dentro.

 

Hoy me siento triste, y sí, tengo ganas de llorar…

 

Pero mi alma ya conoce que esto no tiene nada que ver con sentirme desgraciado,

que sólo debo rodear al sentimiento con el amoroso roce del Silencio, de la Quietud y del Amor.

Y te calma, y te cura.

¿Cuánto más hemos de esperar para darnos cuenta de esto?

Te siento tan cerca Amor!

Es tan dulce tu presencia esquiva!

 

Hoy me siento triste, y sí… a pesar de ello no dejo de Amar!